Saltar al contenido
Seguro de

Seguro de vida

Elegir un buen seguro de vida
Elegir un buen seguro de vida

En el momento en que decidimos buscar un seguro de vida, es de suma importancia que entendamos todos los términos, modalidades, coberturas y tipos de seguro que el mercado asegurador nos ofrece. De esta manera, estaremos en capacidad de escoger el seguro de vida que mejor se adapte a nuestros deseos y requerimientos.

Por medio de un análisis simple de las opciones, nos permitirá obtener un ahorro a futuro. Un aspecto esencial a tomar en consideración, es la edad de tus sucesores o la probabilidad de que encuentre empleo el cónyuge en el proceso de selección del seguro de vida. Es por ello, que dependiendo de ciertos factores exteriores que a lo largo del tiempo van evolucionando, podrás afirmar que el tema de un seguro de vida debes recordarlo siempre y no dejarlo en el olvido luego de firmar. Debido a que existe la posibilidad de un cambio en nuestras necesidades, entonces las condiciones de este deben variar indiscutiblemente. Estos son sólo algunos aspectos importantes que debes tener en cuenta, sigue leyendo lo siguiente para que tengas una idea clara del tipo de seguro de vida que quieres contratar.

¿Qué es un seguro de vida?

Al hablar de un seguro de vida, nos referimos a las diferentes pólizas que abarcan todos los peligros que puedan perturbar tu integridad corporal, tu salud como asegurado o integridad física. Es, ante todo, un contrato que se efectúa, por un lado, con la Aseguradora y por el otro, tú como Asegurado. Por medio de una póliza con la Aseguradora se realiza un pacto donde varias personas recibirán una cantidad de dinero en específico, en caso de producirse tu muerte.

La persona que recibe la suma de dinero, se le conoce como Beneficiario y dicho monto es llamado “capital asegurado”. La cantidad debe haberse pactado al momento de contratar la póliza de seguro de vida. Los seguros de vida pueden efectuarse en colectivo o a título individual, siempre que se escoja un conjunto de personas que resulten afectados por igual riesgo. Podemos citar un ejemplo de un seguro de vida colectivo: el de una unidad completa de bomberos de la ciudad.

Cobertura de una póliza de seguro de vida

Tener seguro de vida, es estar tranquilo
Tener seguro de vida, es estar tranquilo

Principalmente cubre, como asegurado el peligro de muerte por alguna causa en la cual no se incluyen los padecimientos preexistentes al contratar el seguro y se pierde por cometer algún acto ilícito.

Dependiendo de la empresa aseguradora son establecidas coberturas extras: incapacidad permanente y total, pérdidas parciales por accidente, indemnización debido a muerte accidental, adelanto al diagnosticar enfermedades de gravedad, trasplante de algún órgano vital, cuidados o asistencias o enfermedades terminales.

Pero, la cobertura principal es la que encierra el peligro de fallecimiento del asegurado, generalmente las 24 horas del día, durante todo el año. Aunque existen algunas que solamente cubren in-itinere. A continuación, explicamos a detalle las coberturas adicionales:

  • Incapacidad permanente y total del asegurado: es indemnizado con una suma que equivale al capital en la póliza al ocurrir la muerte.
  • Indemnización doble por muerte accidental: en caso de muerte del asegurado por un accidente se liquida un 200% del monto asegurado.
  • Enfermedades terminales: existen algunas compañías aseguradoras donde es abonada una fracción del monto asegurado, al diagnosticarse una enfermedad en fase terminal al tomador del seguro, que conlleve un máximo de 6 meses de vida.
  • Pérdidas parciales en accidente: en caso de que en un accidente el asegurado pierda algún miembro, se cancela en base a un porcentaje de la suma asegurada por muerte.
  • Enfermedades graves: al diagnosticarse cierta enfermedad de gravedad, la indemnización recibida por el asegurado se ubicará entre un 30% y 50%, tomando en consideración el capital asegurado y la compañía de seguro. Por lo general, para estos resarcimientos las compañías crean topes máximos.
  • Cuidados asistenciales: en caso de que el asegurado no pueda realizar alguna de las tareas básicas como vestirse, alimentarse, bañarse, ir al baño o desplazarse, mensualmente se le abona una renta durante un año.

¿Cuál es el objetivo de contratar un seguro de vida?

Cuando contratas una póliza de esta índole, es con el objetivo de dejar protegidas los probables compromisos financieros que pudieran afectar a las personas a cargo de ti (Asegurado), o probablemente para que la familia tenga la capacidad de solventar esa merma de ingresos por un determinado tiempo al estar ausente.

También puedes escoger como beneficiario del seguro a algunos acreedores o socios laborales, con el objeto de garantizar la cancelación de las deudas al ausentarte (fallecimiento). En pocas palabras, adquirir un seguro de vida les dará a tus familiares la tranquilidad financiera en caso de fallecimiento y tus acreedores tendrán garantizado el pago de tus deudas.

¿Cuándo debo contratar un seguro de vida?

La contratación de un seguro de vida dependerá principalmente de tu edad y de las personas que dependan de tus ingresos. Al momento en que fallezcas los beneficiarios que elegiste recibirán un pago establecido en la póliza de vida.

Puede que la suma la reciban toda inmediatamente (la suma es conocida como Capital Asegurado) o en plazos con intereses. Dentro de la póliza aparecerán los beneficiarios y el precio de dicha contratación se basará en: la tabla de mortalidad, aquí están clasificadas las personas por tasa de mortalidad y en grupos; el otro factor es la tasa de interés, mientras más elevada sea dicha tasa, el precio de la póliza será más bajo; finalmente el tercer factor es el coste operativo de la aseguradora.

Clasificación de los seguros de vida

Los seguros de vida pueden ser clasificados según la duración, la prima, la flexibilidad en el pago de primas y las personas que cubre el seguro. A continuación, te explicamos:

  • La duración: va entre seguros de vida entera y seguros temporales, los primeros cubren hasta el fallecimiento y los temporales sólo cubren por el lapso estipulado en la póliza.
  • La prima: se distingue entre prima de riesgo que aumenta al incrementarse la edad del asegurado y la prima nivelada, la cual se cancela durante el tiempo de duración del seguro la misma prima.
  • La flexibilidad en la cancelación de primas: distingue entre un seguro de ahorros y vida son más flexibles la cuantía de las primas. Por otro lado, el seguro de vida tradicional el cual requiere el pago de la prima en plazos preestablecidos.
  • Personas que cubre el seguro:  difiere entre seguros colectivos, individuales y de diversos titulares. Ambos seguros cubren lo mismo (varias personas), diferenciándose solamente se realizará cuando muera la última persona del grupo o cuando muera la primera.

Otra clasificación común entre aseguradoras

Existen algunos tipos de seguro de vida que suelen ser recurrentes en todas las empresas del mercado de seguro.

  • Seguro de Vida Dotal: se caracteriza principalmente porque el asegurado al cumplir 65 años de edad, recibe la mitad del capital asegurado.
  • Vida de cónyuge: representa una opción donde se asegura en una póliza un matrimonio.
  • Seguro con saldo deudor: esta clase de seguro es perfecta para ti, si deseas solicitar algún préstamo a una entidad financiera.

La mayoría de estas categorías de seguros de vida, cuentan con la posibilidad de agregar por ejemplo una indemnización doble por incapacidad total, muerte accidental, incapacidad parcial por accidente (permanentemente) y renta diaria por internación debido a un incidente, aunque debes tener en cuenta que dichas especificaciones dependerán de cada empresa de seguro.

Aspectos importantes al suscribir un seguro de vida

  • Lo primordial que debes saber, es que el precio no es el único factor importante al momento de escoger la compañía aseguradora. El servicio ofrecido por la compañía y la reputación también debes tomarlos en cuenta. Además, debes asegurarte que la aseguradora se encuentre registrada legalmente.
  • Al contratar cualquier seguro de vida, debes contestar adecuadamente cada una de las preguntas al llenar la solicitud. En su mayoría, las preguntas estarán relacionadas con tu salud. Al completar la solicitud, revisa junto al agente cada una de las preguntar antes de darle curso a la solicitud.
  • En caso de que alguna respuesta no corresponda a la realidad, es posible que la empresa aseguradora decida no pagar.
  • Debes tener en cuenta que luego de los 60 años será bastante dificultoso encontrar alguna compañía aseguradora que quiera ofrecerte una póliza de vida.
  • Al llegar a cierta edad los beneficios pueden disminuir.
  • Verifica una a una las cláusulas relacionadas con los pagos y la edad.
  • Luego de firmar la póliza de seguro y hacer entrega de los documentos requeridos, la aseguradora tendrá 15 días para que comience a circular el lapso del seguro.
  • Transcurridos 3 años de cobertura ininterrumpida, la aseguradora está obligada a anexar la cobertura de suicidio.