Saltar al contenido
Seguro de

Seguro de Mala Praxis

Todo sobre el seguro de Mala Praxis
Todo sobre el seguro de Mala Praxis

Si eres un profesional matriculado de la salud, un seguro de mala praxis te ampara frente a probables indemnizaciones ocasionadas por denuncias de Mala Praxis. Es posible también que exista: responsabilidad de un abogado a su cliente, de un médico con su paciente y en otras profesiones ejercidas, esto se considera regularmente como responsabilidades profesionales. Aunque en muchas ocasiones en ningún documento se encuentre plasmado, inicialmente es contractual y propone directamente una responsabilidad civil.

Este tipo de responsabilidad al ejercer la profesión, incluye una compensación al cliente o paciente por inexperiencia, la existencia de negligencia o imprudencia en el ejercicio de la actividad del profesional. Es por ello que el seguro de mala praxis está pensado para el profesional que necesite ser protegido ante alguna petición judicial ocasionada por la mala praxis. Si eres un profesional que deseas estar protegido ante ciertas circunstancias, necesitas contratar el seguro mala praxis que se ajuste a tus requerimientos, presentar tu matrícula profesional habilitante además de los documentos personales. Sigue leyendo.

Seguro mala praxis

En tiempos reciente, han ido en aumento las acciones judiciales contra instituciones y profesionales, sobre todo en el sector de la salud. Probablemente esto se encuentre relacionado con el rompimiento de la clásica relación entre el paciente y su médico.

Es aquí donde nace el seguro mala praxis que es igual al seguro de responsabilidad civil profesional, surge para cuidar el patrimonio profesional al responder a una demanda iniciada por un cliente o paciente ocasionada en el ejercicio de su profesión, transformándose en algo esencial para el cuidado y prolongación de su carrera como profesional.

Aunque el paciente o cliente y el profesional no hayan plasmado nada por escrito, la responsabilidad civil profesional se entiende pacíficamente que inicialmente es contractual, la cual conlleva directamente una responsabilidad civil, prescribiendo en 10 años.

La póliza de seguro mala praxis dentro de la salud abarca la responsabilidad por ejercer la actividad tanto las clínicas, profesionales, sanatorios y otras compañías que se dedican al área médica.

Cobertura del seguro mala praxis

Cualquier omisión y error de un profesional al ejercer su profesión, según sus facultades e incumbencias obtenidas por medio de actividad convenientes, luego de haber cumplido con la habilitación competente y la matrícula para poder ejercer su profesión.

La aseguradora se encargará de defender algún reclamo (cubierto dentro de la póliza) presentado durante el período de la póliza contra el asegurado, debido a un acto equivocado en el ejercicio de su profesión o al fallar en los servicios del cual es responsable legalmente como asegurado, independientemente que el Reclamo carezca de fondo, fuese fraudulento o falso, sin daño de la probabilidad de aportar las exclusiones pertinentes. Para la Responsabilidad Civil existen dos importantes tipos de cobertura, las cuales son:

  • Cobertura por ocurrencia:  resguarda los reclamos realizados por terceros, ocasionados por actos ejecutados en el plazo de vigencia de la póliza de seguro de mala praxis, sin tomar en cuenta el momento en que lapso se efectuaron tales reclamos.
  • Cobertura por Claims Made (Reclamo): desde el momento en que contratas este tipo de cobertura y mientras esté vigente la póliza contratada, todos los reclamos hechos por un tercero estarán cubiertos y también aquellos que se originen por actos ejecutados desde el comienzo de la póliza (plazo retroactivo). El principal beneficio que obtendrás con esta cobertura como asegurado, tendrás la oportunidad de cambiar el límite compensatorio que fue establecido como “Suma Asegurada” en cualquier plazo, consiguiendo este cambio hasta en reclamos nuevos que comiencen sobre sucesos acontecidos en plazos de cobertura preliminar asegurados con montos menores.

¿Cuáles profesionales pueden acceder a este tipo de coberturas?

  • Arquitectos, construcciones de tipo civil que no supere los 10 pisos.
  • Profesionales del área de salud.
  • Ingenieros en obras pequeñas e individuales.
  • Abogados.
  • Profesional Técnico en Seguridad e Higiene.
  • Licenciatura en Administración de Empresas y Contadores.
  • Agencias de Turismo.
  • Traductores.
  • Escribanos.
  • Administradores de Consorcios.
  • Misceláneos.

Importancia de contratar un seguro mala praxis

Cobertura del seguro mala praxis
¿Porque contratar un seguro mala praxis?

Sin lugar a dudas, en la actualidad el ejercicio de la medicina ha ido cambiando notablemente. Gracias a los avances tecnológicos, el avance en medicamentos, mayor información relacionada con múltiples enfermedades han facilitado la mejor atención y tratamiento de algunas enfermedades, pero, en contra parte, lo que tiene que ver con cuestiones económicas en Obras Sociales, Sanatorios, Prepagas, etc., han influido en una atención de quinta a los pacientes. Sumado a la empresa del juicio, la cual ha sido creado por cierto abogados que solamente buscan enriquecerse con la desgracia del otro.

Junto a esta situación, se suman las obligaciones contractuales de obras sociales, impulsando al profesional de la medicina a protegerse a través de un seguro mala praxis. Esta clase de seguro es perfecta para ejercer con tranquilidad tan noble profesión, porque el patrimonio personal estará protegido frente a posibles reclamos en un futuro.

Razones por las que el seguro mala praxis ha ido aumentando

Últimamente, ha sido manejada la estructura de compensación tarificada de accidentes laborales y las prohibiciones impuestas a las compensaciones relacionadas con accidentes laborales; es aquí donde la mala praxis profesional se ha convertido en un área donde todavía se pueden ejercer acciones de responsabilidad sin tanta limitación.

La crisis educacional (afectando considerablemente la formación del profesional médico) ha sido planteada desde ciertos sectores, colabora en la producción efectiva de actos relacionados con mala praxis.

Independientemente de las razones reales que podrían ocasionar una crisis por mala praxis en Argentina, no se puede negar que es necesaria la prevención para tratar de minimizar la eventual crisis y contratar un seguro de calidad para tratar de sobrellevar los efectos; deben convertirse en dos objetivos importantes para cualquier proveedor en el área de la salud.

Si aún no tienes un seguro mala praxis, llegó la hora de adquirirlo

Cuando en tu profesión cometes una falla en los deberes especiales de tu disciplina o ciencia, es aquí donde se configura la mala praxis de proveedores relacionados con la salud debido a la negligencia, impericia o imprudencia que causen daño al paciente, en su salud, en su vida o la integridad corporal.

Al verse perjudicado un paciente debido al descuido, abandono o error inexcusable, acto imprudente, un acto practicado ignorando el saber comprometido y exigido como médico; se origina la responsabilidad civil del médico actuante, además del deber de compensar los perjuicios y daños padecidos por el afectado (por lo general, a través de una cantidad importante de dinero).

Este tipo de responsabilidad es extensible a los sanatorios, clínicas (establecimientos médicos). Parece que alrededor del mundo existe una gran tendencia al incremento de reclamos relacionados con mala praxis y al aumento de las sumas acordadas y reclamadas a las víctimas en fallos judiciales.

Además, en Argentina se ha podido observar un significativo aumento en la cantidad de demandas por mala praxis, además de los montos reclamados como compensación. Incluso, en ciertos casos los tribunales locales imponen condenas con montos demasiado altos.

Distintas responsabilidades por mala praxis

Existe la responsabilidad civil del médico y la responsabilidad civil de los establecimientos médicos.

  • Responsabilidad civil del médico: a pesar de que el paciente y el médico no hayan dejado por escrito, es entendido que el médico tiene pacíficamente la responsabilidad contractual, teniendo directamente la responsabilidad civil, esto quiere decir que al no realizar el acto médico el profesional de la salud dentro de lo reglamentario en obra y arte (por actuar de forma negligente, inexperta e imprudente) y existe una causalidad adecuada entre el daño producido al paciente y este actuar, como médico debe responder por el perjuicio que ha causado en la salud, el cuerpo o psiquis del paciente.
  • Responsabilidad civil de establecimientos médicos: estos tienen directamente la responsabilidad contractual, en lo referente al paciente. El deber de las instituciones médicas comienza en presencia de una obligación de seguridad implícita la cual funciona, de la obligación principal con carácter accesorio de prestar la debida atención médica a través de los médicos de dicha institución. La responsabilidad mencionada de los establecimientos médicos es objetiva, porque deja ver la culpabilidad del médico.

A pesar de que muchas reclamaciones por presunta mala praxis no tienen fundamento, continúan aumentando a diario. Cómo médico profesional una de forma de prevenir este tipo de reclamaciones es que conozcas las razones por las que puedes ser reclamado por algunos pacientes y adquirir un seguro de mala praxis como medida preventiva. El peligro de reclamaciones puede disminuirse teniendo la información apropiada del paciente, su control en cuanto a factores que incluyen riesgo, el seguimiento de algunas guías clínicas, además de adoptar listados en cada procedimiento invasivo para verificar.

En caso de efecto adverso o complicación de gravedad, lo siguiente es explicar tanto al paciente como a los familiares inmediatos, comunicar esta información al establecimiento médico donde laboras y por supuesto a la empresa aseguradora.

Si recibes alguna reclamación como médico, es necesario que la compañía de seguro esté al tanto, de manera que pueda asignar al abogado que se responsabilizará en la defensa judicial, asesorándote para poder comparecer ante el juez.