Saltar al contenido
Seguro de

Seguro de embarcaciones

No dejes de adquirir un seguro para embarcaciones
Adquirí un seguro para embarcaciones

El parque acuático en años reciente ha ido incrementándose de manera significativa. Veleros y lanchas surcan las vías fluviales y diferentes ríos durante el verano. Podemos observar muchísimas embarcaciones en uno de los parques más grande la nación, además de guarderías náuticas con camas clubes náuticos. Al mismo tiempo, aumenta el número de accidentes o choques entre embarcaciones, incluso en ciertos casos con desenlaces fatales.

Gracias a este crecimiento sostenido, las contrataciones en materia de seguro para embarcaciones se multiplicaron satisfactoriamente. Debes ser consciente que la navegación además de satisfacción y diversión, puede generar algunas preocupaciones. Olvídate de esas preocupaciones al contratar una póliza de seguros para embarcaciones. Analiza las opciones disponibles en el mercado, escoge el plan que se ajuste a tus necesidades.

Seguro de embarcaciones

Un seguro de embarcaciones es aquel que te permite proteger lanchas, veleros, cruceros, motos de agua o híbridos, previa consulta con la compañía de seguros elegida. Este tipo de seguro le brinda a cada uno de sus asegurados extensos beneficios, de manera que puedan divertirse con tranquilidad en exitosas navegaciones.

Es necesario que tengas en cuenta que cualquier embarcación debe contar al menos con una póliza de seguro de Responsabilidad Civil antes de iniciar la navegación. Si deseas navegar con seguridad y protección, puedes adquirir coberturas como Defensa Jurídica, Robo o Asistencia de Viaje, etc.

Al igual que otros vehículos automotores, desde una moto hasta un camión, las embarcaciones están en la obligación de contratar un seguro para poder circular. Elige el seguro tomando en cuenta el tipo de embarcación y navega seguro por el mar.

Importancia de adquirir un seguro de embarcaciones

Si eres amante de la navegación en lagos y ríos, seguramente conoces la solidaridad náutica. En cualquier espacio siempre hay alguien que te ofrezca apoyo. De todas maneras, no puedes confiarte demasiado en ello, porque cualquier incidente de poca envergadura puede causar situaciones de riesgo y provocar grandes pérdidas a las personas (palos, rotura de cascos, incendios, hundimiento, etc.)

Los riesgos se intensifican por el número de embarcaciones de toda clase, por circular de manera imprudente. Un accidente menor puede causar una reclamación civil por perjuicios. Por lo general, los costos para reparar las embarcaciones son demasiado altos y las pérdidas totales. Inclusive, puede tardar muchos años en recuperarse la embarcación. Además, es fundamental tener un remolque náutico, un taxi no te regresará a casa en medio de un río. Recuerda que tu responsabilidad civil frente a terceros es verdadera y es indispensable asegurarla.

Seguro de responsabilidad civil embarcaciones

Tienes la opción de desechar la contratación de una cobertura para tu embarcación, sobre todo si la utilizas poco, ya que es un gasto adicional bastante pesado. De igual manera, no estarás exento de cualquier responsabilidad por lesiones o daños causados a terceras personas. Deberás responder con tu patrimonio, por eso te recomendamos contratar una nueva póliza que pueda aplicarse a embarcaciones particulares, pero que también pueda aplicarse en embarcaciones relacionadas con carga, turismo y recreo.

Cobertura de un seguro para embarcaciones

En términos generales, un seguro para embarcaciones cubre básicamente dos tipos de cobertura: una cobertura reducida y otra amplia.

La cobertura amplia protege la embarcación durante el aparejamiento, período de equipamiento, navegación, armamento, desarme, en dársena, dique de carena, operaciones de botadura y sacada de tierra, en flotamiento y en seco. También incluye robo parcial o total, daños totales, robo del motor, responsabilidad civil, rotura de palo y robo total de la barca auxiliar.

En cuanto a la cobertura más reducida, esta suele incluir incendio parcial, pérdida total por accidente sufrido navegando, huelga, responsabilidad civil, salvamento, hechos maliciosos y salvamento.

Zona de navegación de las embarcaciones

Dentro de la navegación autorizada está Rio de la Plata al este de un trazado imaginario entre República Argentina (Mar de Plata) y República Oriental de Uruguay (La Paloma) hasta una frecuencia de los correspondientes faros de 20 millas, sus afluentes y cabos adentro, restringiéndola al río Uruguay en el Salto Oriental, Asunción en Río Paraguay y Corrientes en el Río Paraná.

Además, se incluye navegación en riachos, lagos, ríos y lagunas profundas dentro de Argentina. En lo que respecta a las coberturas completas en algunas aseguradoras, se extiende a navegación costera marítima Uruguay y Brasil, dependiendo como esté habilitada tu embarcación y el equipaje, la cual se extiende a través de la Prefectura Naval del país. Por el Alto Paraná queda excluida totalmente la navegación.

Claves para elegir el mejor seguro

Navega asegurado
Navega asegurado

Debes saber que por más costoso que sea un seguro de embarcación, no significa que es el mejor del mercado. A pesar de que la extensión de coberturas entre una aseguradora y otra puede incrementar notablemente el precio, en muchas ocasiones entre empresas aseguradoras existen importantes diferencias en cuanto al precio, ocasionado por cierto margen comercial aplicado. Aunque lo más lógico es que puedas encontrar un seguro de embarcación que se adapte a tus requerimientos personales.

Coloquemos un ejemplo: es innecesario que canceles una póliza de seguro demasiado costosa con una cobertura compleja, si en realidad nunca la vas aprovechar porque casi no sacas tu embarcación. Resulta bastante lógico disminuir notoriamente el costo del seguro para embarcación, negociando marcar una franquicia pequeña. Pero, si navegas constantemente cada semana entonces lo más conveniente para ti es cancelar una póliza más alta, evitando los costes de franquicia.

En pocas palabras, la mejor póliza de seguro de embarcación es el efecto de escoger una compañía aseguradora que cuente con una solvencia completa, escoger la correduría o agente serio, que te ayude a marcar límites justos y lógicos. Finalmente, escoger las coberturas y condiciones que mejoren el costo del seguro en función de tus programas para navegar.

Si deseas contratar un seguro de embarcación porque tienes un velero nuevo, seguramente escogerás protegerlo con las garantías, incluyendo deterioros particulares; debido a que el costo de la embarcación que has declarado a la aseguradora corresponde al que has cancelado. Si fuera tu caso en el que la embarcación es sólo para ciertas ocasiones, probablemente prefieras contratar un seguro con la cobertura de pérdida total, debido a que, considerando la antigüedad de la embarcación, ciertas aseguradoras utilizarán recargos o probablemente no te brinden la opción de un seguro.

En cuanto a los barcos de menores tamaños, en muchas ocasiones es suficiente con adquirir una póliza a terceros. Si el barco es destruido totalmente o se hunde, te cubrirá totalmente al asegurar contra merma total, en caso de producirse una explosión o incendio, pero los daños parciales no serán cubiertos, por lo que, es más económico que el riesgo total. Si te gusta navegar en alta mar y disfrutas estar lejos del puerto base, debes adquirir una cobertura de asistencia marítima, es lo más recomendable.

¿Cuáles embarcaciones protege el seguro ante Responsabilidad Civil?

Los veleros, cruceros y lanchas que son embarcaciones de recreo o placer, es obligatorio que contraten un seguro de responsabilidad civil.

Aspectos que debes tener en cuenta al adquirir un seguro de embarcación

  • La embarcación está cubierta durante las siguientes operaciones: en dársena, en puerto, flotando, en seco, astillero, incluyendo las relacionadas con botadura y sacada de tierra. Aunque esto dependerá del tipo de póliza que hayas contratado según tus requerimientos.
  • Los accesorios y elementos que comprenden el seguro de embarcación es el motor fuera de borda, además de aquellos elementos asegurados al casco.
  • El seguro de embarcación excluye los botes de madera, Jet Sky, prototipos rápidos o motos de agua que se dediquen a competencias de velocidad, hidropedales, lanchas neumáticas y embarcaciones de remos. Tampoco cubren las embarcaciones usadas como vivienda ni las embarcaciones comerciales. Las embarcaciones que participan en competencias internacionales o regatas, son excluidas también.
  • El monto de la suma asegurada comprende el valor total de la embarcación, es decir, el total del valor del motor más el casco, velamen y accesorios (en caso de que se hayan especificado los accesorios.)

Cada aseguradora ha diseñado un servicio o producto adecuadamente para aquellos amantes de la navegación. El mejor seguro para ti, deberá adaptarse perfectamente a tus exigencias en cuanto a seguridad y que además garantice una óptima protección para tu embarcación, ya sea una lancha, velero o moto de agua.

Está en ti en optar por las diferentes alternativas en el mercado asegurador, a finde resguardar los peligros más frecuentes a los cuales está expuesta regularmente la embarcación, como, por ejemplo: naufragios, incendios, colisiones accidentes, robos, entre otros. Ya sea en el desarrollo de la reparación o durante el tiempo de navegación costera.